Blogia

Sabanilla

Camilo Cienfuegos: un paradigma de la lealtad a Fidel

 

 

Por Ulises Espinosa Núñez

 

Camilo Cienfuegos, ese extraordinario combatiente guerrillero de mil leyendas, fue mucho más que un carismático hombre cuya magnética

personalidad cautivó a todos, hasta convertirse en un paradigma, en una bandera de los principios, la ética y las ideas en los niños y jóvenes cubanos, a 59 años de su desaparición física el 28 de octubre de 1959.

 

Si hoy asombran sus hazañas y vertiginosa carrera política hasta el liderazgo revolucionario, es porque su paso por la historia dejó huellas mucha más profundas que esa recurrente imagen de sonrisa amplia, sombrero alón o de hombre gustador de bromas, rasgos con los cuales algunos a veces se pretende definir su imagen más completa.

 

Camilo, quien fue jefe del Ejército Rebelde hasta su muerte, fue ante todo un jefe militar y líder de la revolución cubana que en apenas tres años de lucha tuvo las más caras posibilidades de mostrar sus cualidades de soldado de temerario valentía personal en el combate, de estratega capaz y victorioso, además de poder perfilar su pensamiento político hacia el horizonte visionario y táctico del Comandante en Jefe Fidel Castro.

 

Hay un aspecto en la vida política y militar del Héroe de Yaguajay en el que no reflexionamos: su condición de líder político de la Revolución Cubana y singular arraigo en el pueblo tras el triunfo de enero de 1959, que lo llevó a ocupar un sitial prominente y muy comprometido al lado de Fidel, junto al que fue uno de los principales forjadores de la unidad del pueblo en torno a la Revolución.

 

Pero también devino pilar en crear el concepto y los principios de lealtad y fidelidad al Jefe de la Revolución, a su Ejército Rebelde emanado del pueblo, y a todas las medidas adoptadas para revertir la situación del país, que había sido saqueado por la oligarquía y los tiranos que gobernaron hasta el 31 de diciembre de 1958, del siglo pasado.

 

Más fácil me será dejar de respirar, que dejar de ser fiel a su confianza, juró a Fidel el 23 de abril de 1958 en el mismo sitio donde callera el Héroe Nacional José Martí, cuando supo su ascenso a Comandante del Ejército Rebelde; así era su ética revolucionaria y su fidelidad al Comandante en Jefe, a quien le reiteraba su decisión de cumplir su misión en Los Llanos de Oriente.

 

En análisis de sus discursos y entrevistas uno se percata de que Camilo es todo un verdadero educador político popular, enfatizando mucho en sus palabras sobre la necesidad de la unidad revolucionaria de todo el pueblo, definiendo a los trabajadores, los campesinos, los estudiantes, los profesionales y el Ejército Rebelde, como las únicas fuerzas que habrían de  hacer indestructible a la Revolución.

 

 

 

Las palabras del legendario guerrillero recordaban a cada cubano el pasado de olvido, abusos, explotación, robo, discriminación, injusticias, y precisaba a esas verdades como las causas que condujeron a la lucha revolucionaria en la Sierra Maestra, El Escambray, El Llano y las ciudades.

 

Le hablaba al pueblo de la nueva realidad cubana, con las cuales se hacía aclamar con vítores de las grandes multitudes, por ejemplo con aquella afirmación del 7 de octubre en el Central Narcisa, en su tercer acto del día: "Los latifundios se están acabando, están invadiendo la tierra no los tanques, sino los tractores que van a  traer la felicidad y van a traer la riqueza a todos los campesinos.

 

"Porque no vamos a permitir que se sigan muriendo de hambre hombres y mujeres en los campos, porque no estamos dispuestos a que se queden niños sin estudiar, porque no estamos dispuestos a que haya familias enteras viviendo sin techo, y viviendo en la mayor miseria. Por eso murieron 20 mil cubanos. Porque todo eso se terminara y por la gloria de esos 20 mil cubanos podemos afirmar que eso se termina o nos cuesta la vida en la lucha por todo eso.

 

Hablaba Camilo de que los nuevos líderes se habían consagrado al pueblo con las armas en la mano, y después del triunfo de enero a la reconstrucción del país con un Gobierno Revolucionario que promulgaba leyes por el bienestar popular, y a una de ellas, la de Reforma Agraria, la consideraba como la Ley de la Revolución, por su enorme trascendencia política, social y económica.

 

El 12 de julio de 1959, en el poblado de Güira de Melena, en una concentración popular nocturna, expresó: "… jamás se alzará el brazo de ningún militar cubano de hoy, ni jamás se virará el fusil de un militar de hoy contra el pueblo. Que esos fusiles los arrebatamos al tirano, que esos fusiles se los arrebató al tirano el pueblo de Cuba, y que esos fusiles pertenecen al pueblo de Cuba, y sólo se usarán para defender la libertad que ganó el pueblo de Cuba”.

 

El 7 de octubre de 1959, a tres semanas de su desaparición, en Jobo Rosado, antigua provincia de Las Villas, en la celebración del primer aniversario de arribar su Columna Invasora a aquel paraje que sirvió de campamento, el Comandante Camilo Cienfuegos, arengaba:

 

"Tenemos que seguir adelante, tenemos que seguir codo a codo los campesinos, los obreros, los estudiantes, el Ejército Rebelde, unidos fuertemente con la mirada puesta en el futuro brillante de Cuba. Todos tenemos que estar juntos para que esta Revolución no se detenga. Todos tenemos que estar juntos para que la Revolución no sea aplastada por los poderosos intereses extranjeros ni los poderosos intereses afectados por esta Revolución".

 

Y ese fue y es Camilo Cienfuegos, un patriota de dimensiones extraordinarias, y en la misma medida, un paradigma de la unidad nacional y tan leal a Fidel que en su contra, ni en la pelota.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA MALDICIÓN DEL MEDIO ORIENTE

                   

Por Ulises Espinosa Núñez

ulises@rvictoria.icrt.cu

 

La fragmentación del la unidad de credo aparente en el Medio Oriente y de las naciones del norte de África, inclusive de Europa emn tornos al Islam, es ahora un  teatro de operaciones militares, en primer lugar porque las posiciones ideológica, políticas y económicas en torno a oro negro, gracias al sometimiento al patrón de todos ellos, Estados Unidos, deja indefensos no ya a los gobiernos, sino a los pueblos, víctimas de  la guerra de un lado y otro.

 

Pero si unas no tienen tropas desangrándose en territorio vecino, o inyectando apoyo logístico a un bando, al menos están dentro de un área de influencia política que por lo regular beneficia a quienes debieran estar conjurando los peligros de invasores apetentes de riquezas a las que aspiran a cualquier costo que no pagan la OTAN ni Estados Unidos

 

Esa región, siempre con sus diferencias, fue de por vida una geografía armónica con la excepción maldita de Israel, que por argucias y estrategias futuristas de Occidente, la dio pesebre para que naciera como ciclópea figura en cuyo ojo solamente ve tierras palestinas para su expansión, o países vecinos que por su fortaleza y diferencias de posiciones, son sus enemigos; Israel es tan peligrosos para Palestina como para los demás vecinos.

 

Fue convertido en potencia nuclear para la impunidad agresiva, es decir agredir a quien se le antoje, sin riesgos de respuestas enérgicas, como muy bien le pudiera llegar de Irán que no le teme y le ha advertido que de ser agredido u obligado a intervenir en una guerra regional, le haría pagar apocalíptico precio por su villanía.

 

Palestina, Siria, Irán, Egipto y otras naciones nunca han agredido o amenazado a la tierra judía, mientras el gobierno de esta, a todas luces fascista, estuvo o está presto al ataque, pero afortunadamente ahora está a peligroso punto de mira para una respuesta que le partiría definitivamente las rodillas, y ya para que  no se levante nunca más, en primer, porque después del primer disparo la guerra se desencadene de manera incontrolable, porque varias potencias nucleares tienen intereses vitales en esa región.

 

Y ahí está la maldición del Medio Oriente, en un Israel que vive pegado a Estados Unidos como un niñote que no quiere dejarle a la madre el seno, y como amantado a todo pezón nació y creció fuerte, ahora peligrosamente poderoso, pero vulnerable si la unidad del Islam se reconstruyera entre aquellos que fueron hermanos de credo y hoy enemigos atrincherados detrás de los pozos de petróleo.

En tanto, con Palestiona en el epicentro del expansionismo sionista, a la geopolítica occidental y su camarilla, no le duelen los cientos de niños, mujeres y ancianos que mueren bajo las bombas y los cohetes de Israel, ni la ruina en que es convertida la superpoblada Gaza.

 

No identifiquemos de dónde a dónde, pero es innegable que los cohetes nucleares se están apuntando, y si se disparan, los culpables serán Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, por haber creado un Israel que endemoniadamente se ha convertido en la maldición del Medio Oriente.

EL DÍA QUE BAUTIZARON AL LEÓN DE SANTA RITA

Monumento a Vicente García en Las Tunas

Por Ulises Espinosa Núñez

 

No había guirnaldas multicolores, ni otros elementos         decorativos para un bautizo tradicional, salvo aquellos de la infraestructura de un campamento militar en campaña, y lo que sobrevendría para ello, estaba sujeto a las circunstancias probables de la guerra, cuando dos ejércitos se buscan sin tregua para destrozarse.

 

Hasta aquel día, el Mayor General Vicente García había sido el audaz militar salido de las labores de su hacienda, pero con un pensamiento táctico estratégico que asombraba, y todavía mucho más en el futuro a compañeros y adversarios de armas, por eso sobrevendría temprano un sobrenombre justo que perdurará por los siglos.

 

El bautizo no sería por un primer encontronazo con armas de fuego, porque para el 19 de agosto de 1871, ya Vicente García y su ejército de campesinos y hacendados libres escribían hacía cuatro años leyenda gloriosa en los llanos orientales.

 

Todo comenzó tres días antes, el 16 de agosto, cuando una fuerte columna española procedente de Guaimaro detiene en la finca San Rafael a los exploradores mambises Manuel Cruz y Teófilo Aleaga, gracias a un guía traidor.

             

 Por esa circunstancia, en San Rafael, los españoles toman prisionera a la familia de Vicente García y es destruido el taller de herrería y se ocupan 700 balas y el diario de campaña de 1870 del jefe mambí, que lo envió allí para ser protegido.

 

 El 17 de agosto, el Brigadier Velasco, que era jefe de las tropas españolas invasores en territorio tunero, y que además era masón, supo que Vicente García tenía el Grado 33 de la masonería tunera, lo que tomó en consideración fraternal para liberar a la familia prisionera y con un salvoconducto para que se refugiara en Guaimaro.

 

Aquel territorio era zona libre mambisa, y próximo estaba el campamento insurrecto de Santa Rita, un reducto invulnerable, hacia donde se dirigió el Brigadier español con sus efectivos divididos en tres columnas en avance circular para el sitio, pero avistados a prudente distancia..

 

Vicente García, que jugaba una partida de ajedrez con Francisco Muñoz de Rubalcava, le dijo sereno a este: “marquemos la última jugada para cuando obtengamos la victoria”, y ordenó desplegar su caballería y la fusilería de franco tiradores, en posición defensiva similar, y “cada disparo debe derribar un enemigo”, ordeñó

 

 Fue una batalla sangrienta: cargas al machete y descargas cerradas muy certeras dejó al escenario español  en el espanto horroroso de heridos y muertos, sin poder llegar a las posiciones naturales del mambisado tunero.

 

Allí quedaron 112 soldados tendidos, y cuando ya en obligada retirada cargando el polvo de la derrota y sus bajas, el jefe español le preguntó al oficial Fajardo qué hombre era ese que combatía allí, este le contestó: “Ese no es un hombre, es un león”, y es así cómo el mando español bautizó de El León de Santa Rita al Mayor General Vicente García, el 19 de agosto de 1871, hace 143 años.

 

 

FIDEL CASTRO: SU CUMPLEAÑOS DE TODOS

 

Otra fábrica importante inaugurada por el líder de la Revolución es la de Tuberías y Accesorios de Riego por Aspersión Vasil Levski (9 de abril, 1979)

Por Ulises Espinosa Núñez

 

ESTE 13 DE AGOSTO ha sido el día esperado para el convite por la celebración, y no es la justificación para el brindis y los vítores, sino porque para los cubanos Fidel Castro constituye el más alto de los valores humanos en un hombre que sintetiza en él todos los estandartes de lucha, dignidad, rebeldía, justicia y libertad de la Nación.

 

En Fidel reconocemos un inconmensurable valor patrio en cuya escuela nos hemos forjado varias generaciones de dignos relevos para su ejército de hombres libres, bajo cuya Comandancia tenemos a Cuba invicta en lo más alto de la referencia mundial, como faro y guía para otros pueblos, con los cuales supimos compartir nuestras esperanzas, y también enseñanzas de cómo conquistarlas.

 

Si en la alborada del Siglo VEINTIUNO, en las encuestas internacionales Fidel Castro emergió como el Estadista más sobresaliente del mundo, del Siglo VEINTE, en el nuevo milenio la causa por la cual brilla con luz propia sigue multiplicando sueños y victorias, y por eso el pueblo acude a su cumpleaños, orgullo de tener en él a uno de sus más preciados tesoros de la Patria.

 

 Si América Latina es otra y hermanada con El Caribe, si el ALBA y PetroCaribe son factores de relaciones justas y de prosperidad, si la  CELAC es una Comunidad de pueblos afines, y MERCOSUR avanza hacia la unidad de todas la economías de la región, en tanto UNASUR es un concierto político propio, es porque en todos esos organismos está el ejemplo y el magisterio de Fidel Castro.

 

¿QUÉ TENDRÁ DE SUAVE LA GUERRA NO CONVENCIONAL?

       afp                  

Por Ulises Espinosa Núñez

ulisesen@enet.cu

 

La violencia inaceptable es la que le conviene a los imperios occidentales si proviene de un país o gobierno contestatario, porque es fácil tomar como botón de muestra para acusar violaciones de los derechos humanos, para argumentar que prevalece la ingobernalidad,para intervenir y por tanto, y habría que llamar a elecciones, en este caso Venezuela, para el que no han faltado pronunciamientos de quienes gustan explotar coyunturas para en río revuelto sacar alguna ganancia; todo esto cuando los estados soberanos tienen todo el derecho para combatir revueltas fascistas como las de la nación bolivariana, Ucrania, Siria…

 

No hace mucho tiempo atrás, Estados Unidos, la Unión Europea y la jefatura de la OTAN buscaron buena tajada con supuestas revoluciones primaverales de algunos países árabes, y claro esta, con buen provecho, pues había lideres políticos que no eran del agrado occidental como Muanmuar el Gaddafi,  a quien le descargaron bestial ataque aéreo y terrestre que concluyó solo cuando el lidere libio fue asesinado cobardemente.

 

La violencia impuesta fue protestada solo cuando El Gaddafi ripostó con las armas obligadas a tomar en defensa de la soberanía del país, porque para los politólogos de occidente, aquellos no era obra del terrorismo internacional, y los agresores no eran tales, sino rebeldes y por eso la violencia obligada por necesidad no se podía aceptar, para justificar la orgía criminal.

 

Entonces la violencia, para Estados Unidos, Francia, Inglaterra y otros lacayos, era de las autoridades del país norafricano, a la cual se le negada el dercho y obligación a la autodefensa, además de la cruzada política que condujo a la aprobación de una Resolución agresiva e intervencionista del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidades, que en mala hora no vetaron Rusia y China, con lo cual firmaron la patente de corchs devastadora de Libia.

 

Con esos mismos elementos, ahora en la situación siria tampoco hay agresores mercenarios, sino represalia,  abusos y violación de los derechos humanos del gobierno de ese país, y nuevamente la campaña internacional, llamada  a Consejo de Seguridad, complicidad de otros, y sin dudas, en  el escenario protagónico contra Saadab, la Unión Europea, por intereses geoestratégico, apuntando a Irán.

 

Algo similar en  Ucrania, pero allí los perversos eran las Autoridades  de Seguridad Pública de Víctor Yanukovich, el presidente, derrotado mediante golpe de Estado, acusado todo el tiempo de ser el agresor, y todo porque apropiándose de esta gran       república ex soviética, pondrían la frontera de Rusia a una pulgada de las  botas de los soldados de occidente, particularmente de los norteamericanos, que con la OTAN están empeñados en el cerco a esa potencia.  

 

Pero, tanto en Siria como en Ucrania las ganancias han sido muy pocas, y en el caso del país árabe, la firmeza gubernamental conjuró de los inminentes peligros, además de contar con la solidaridad de Rusia y China, que vetaron una Resolución del Consejo de Seguridad, para evitar el imperdonable error cometido en el caso libio. Los terroristas tomaron Kiev, pero no gobiernan Ucrania y la táctica se les fue como el agua entre los dedos.

 

Lo de Venezuela, con la misma fórmula, tampoco trajo frutas maduras, y la violencia develó el desgaste político de la oposición, ya sin fuerzas para imponerse en las urnas electoralmente, mientras los guarimberos como fuerza de choques, solamente han servido para destruir y recabar la ayuda de una intervención yanqui y en lo cual  se quedaron en  la cuneta sin apoyo popular, que ni dentro de la derecha encontró.

 

Lo pescado en esas revoluciones de colores, si bien trajeron algunos vientos deseados, no es menos cierto que las criaturas devenidas son monstruosas,  como es la caso de Libia, donde en vez de líderes políticos quedaron jefes de tribus armadas hasta dejar al país como un tablero, donde cada casilla es una posesión señorial.

 

En Ucrania, por ejemplo, lo preocupante es que se queman hasta las fotos de Lenin, los libros, y se exalta a gran escala la figura de Hitler, el mismo que quiso hacer desaparecer esa nación cuando invadió a la URSS en  1941, y millones de sus nacionales murieron en defensa de la patria, mas los revanchistas pretenden retrotraer la historia, y esa es la violencia deseada por occidente, por Estados Unidos,  pero como siempre, aquellos vientos trajeron otras tempestades.

 

Es el fascismo vestido de opositor, en lo que la disyuntiva era enfrentar a los inconformes, porque tal presidente  no es de su agrado, y entonces, en vez de esperar otra oportunidad electoral, arremeten contra el Estado, la seguridad pública, y asesinan, hasta que aparecen los aliados estratégicos, los defensores de los derechos humanos en occidente, y venga la meta, a derrocar gobierno a golpes suaves o con la nueva tecnología de la guerra no convencional.

 

Y vemos las consecuencias: Ucrania fragmenteda a esta altura con Crimea y Sebastopol bajo la sombrilla rusa, pero como entes soberanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

ELEVACIÓN A LA INMORTALIDAD

Fraternal encuentro entre Chávez y Fidel. Foto: Estudio Revolución

Ulises Espinosa Núñez

ulisesen@enet.cu

 

Hugo Chávez, otro extraordinario Comandante de América Latina y el Caribe, llegó con fuerza telúrica, una especie de tsunami político que abrazó con amor y pasión patriótica la causa de la Segunda Independencia para las Naciones al sur del Río Bravo y al emblemático entorno insular de Las Antillas, empeño al que se sumaron pueblos y líderes, hasta consumar el sueño de Simón Bolívar y José Martí, dos paradigmáticos símbolos de Venezuela y Cuba.

 

Su breve vida dejó una obra inmensa que se lo entregó a la inmortalidad de los próceres, tal vez con la inconclusa construcción de un vivir más pleno,para su pueblo, pero sí con el sabor de colosales conquistas como la plena independencia y soberanía del país, la dignificación de la mujer, los indios, la niñez y juventud excluidas de todo derecho, reservado para los del poder económico.

 

El ascenso de Hugo Chávez a la presidencia de Venezuela, constituyó la liberación del abandono para los pobres inmersos en una pobreza que demandó un Carachazo para denunciar el hambre, la falta de empleo, la carencia de escuelas, maestros y profesores, ausencia de prioridades en la salud pública, metas en cuya conquista aunó también los sueños frutados de las masas.

 

El Comandante venezolano logró devolver seguido de su pueblo los valores patrios: Simón Bolívar, Miranda y otros volvieron a ser los próceres de los llaneros y de los serranos, la historia nacional regresó a la conciencia popular en cuadernos y libros, las ideas del Himno del “Bravo Pueblo” adquirieron hondo sentimiento del ser para sí, gracias a la nueva Constitución, esta vez bolivariana, que Chávez les entregó, con derecho para todos, en un socialismo propio.

 

Algo muy importante en el espectro venezolano es que el Comandante Bolivariano logró construir una nueva Patria para todos, y en eso el pueblo lo siguió mayoritariamente, porque era algo justo y digno, sin embargo a la altura de 15 años de chavismo, los que lo tenían todo no quieren compartir nada con los que  no tenían nada,  y por eso los guarimberos fascistas quinta columna, hacedores de motivos para la injerencia imperialista.

 

Pero las causas de la inmortalidad de Hugo Chávez, en el primer aniversario de su fallecimiento, están en que su pasión latinoamericanista y caribeña lo afianzó como el más joven prócer de la región, porque para ella logró unir otros pueblos y gobiernos para cumplir aspiraciones bicentenarias de unidad, y por eso, entre otras obras, la constitución de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

 

Y más: el ALBA, otra audacia política que logró con Fidel, y de igual manera Petrocaribe, para ayudar a los países económicamente en desventajas, MERCOSUR, en ruta hacia las economías del sur, y el UNASUR, una especie de barrera a la impunidad intervencionista de Estados Unidos, y por esa seguridad para el futuro, no sin peligros desestabilizadores, el Comandante Hugo Chávez se fue físicamente, pero quedó en la inmortalidad.

 

 

OTRO ASCENSO POR LOS CINCO

 

Por: José Armando Fernández Salazar

       y Ulises Espinosa Núñez

  

El proyecto Nos movemos por la paz, de los periodistas de Las Tunas, escribió un nuevo capítulo en su campaña solidaria con la escalada al Cerro de Caisimú, donde se realizó un llamamiento a profesionales de la comunicación del mundo para promover la verdad sobre Cuba, y tambiémn en solidaridad con el pùeblo venezolano.

 

La iniciativa cuenta con el auspicio de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), y tiene el propósito de movilizar a la sociedad para generar acciones divulgativas a favor de Los Cinco antiterroristas cubanos juzgados injustamente en los Estados Unidos.

 

El Cerro de Caisimú ha estado rodeado de leyendas aborígenes, de las cuales toma su nombre, y en su cima se halla un pequeño santuario consagrado a la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba.

 

Los pobladores del lugar aseguran que durante la guerra de liberación que protagonizó Fidel Castro al frente del Ejército Rebelde, una anciana prometió que si triunfaba la Revolución construiría una ermita a la Virgen en la elevación de Caisimú, juramento que cumplió a inicios de la década de los años sesenta del pasado siglo.

 

El líder de la Revolución Cubana visitó en dos  oportunidades el sitio, al que calificó como uno de los más hermosos de la región.

 

Con la expedición periodística, el gremio celebra el Día de la Prensa Cubana, a conmemorarse el próximo 14 de marzo, en cuya jornada se realizarán encuentros teóricos, presentaciones de libros y reconocimientos a profesionales destacados, y el otro motivo fue re ndirle jhomenaje al Comandante Hugo Chávez en  el primer aniversario de su desaparición física este día 5.

 

El programa incluye la inauguración de una exposición dedicada a la ciudad de Las Tunas, de la autoría de los integrantes del Círculo de Humoristas y Caricaturistas, así como también la conformación de los grupos científicos para el estudio de los medios de comunicación en el territorio.

 

Los profesionales de la comunicación desarrollaron el pasado año intensos debates sobre la calidad de su trabajo y la necesidad de reflejar de una forma más creativa la realidad de la sociedad actual.

 

Entre los principales acuerdos emanados de estas reuniones está la elaboración de un plan de superación en el que destaca la segunda convocatoria a una maestría en Ciencias de la Comunicación, la cual elevaría el potencial científico del gremio, uno de los más altos del país con alrededor de 30 egresados de este programa.

 

LA OTRA VERSIÓN DE LA INICIATIVA

 

Los periodistas tuneros, en su acciones por divulgar el ignominioso proceso judicial norteamnericano seguido contra los Cinco Héroes antiterroristas cubanos, han subido ya a numerosos cerros orientales,  para elevar lo más alto posible su denuncia, que no es la única, sino que forma parte de la reacción nacional e internacional ante los hechos, la cual suma ya más de 250 Comités de Solidaridad de decenas de países de los cinco continentes.

 

Cañada Honda y Monte Cabaniguan, en la provincia de Las Tunas, y este último el humedal que sirve de habitad a la mayor reservaciópn del cocodrilo americano, y otros parajes emblemáticos que han servido de tribuna para condenar la criminal prisión impuesta a los antiterroristas, de los cuales dos de ellos (Gerardo y Tony) recibieron una y dos cadenas perpetuas, con años agregados, como si no fuera suficiente en la venganza polìtica contra Cuba.

 

Declarciones, mensajes a colegas del mundo, pintadas, exposiciones de caricaturas son, entre otros, las propuestas hechas públicas en solidaridad a los hermanos, de los que ahora quedan tres en distintas cárceles de alta seguridad de Estados Unidos,  por eso es de esperar que esta no será el último ascenso a los más alto cercamno con el fin de demandar Libertad para Los Cinco, aunque ya dos de ellos, René y Fernando están en la Patria, pero que dicen ellos serán realmente libre cuando los otros estén con ellos en  suelo cubano.

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

FERNANDO GONZÁLEZ, EL HÉROE, EN CUBA

Fernando González saluda a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, 28 de febrero de 2014. Foto: Estudios Revolución

Por Ulises Espinosa Núñez

ulisesen@enet.cu

Foto de Cubadebate

 

Fernando González, uno de los Cinco Héroes, acaba de ser puesto en libertad luego de cumplir hasta el último día la condena impuesta por un espionaje que no hizo, pero no fue libre hasta que pisó tierra cubana,  porque las esposas se las quitaron sólo cuando tocó pista el avión que lo trajo deportado.

 

Regresó digno, virtuoso y gigante en su pequeña estatura, porque no quebraron su voluntad de resistencia las tantas veces que lo llevaron al hueco los carceleros y políticos de Estados Unidos, ni la grave injusticia de hacer orgía criminal los que pagaron para aumentar las agravantes rebuscadas, al punto de violar las enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos.

 

Lo peor de todo fue que era a conciencia que se cometían por desalmados injustos, en acción de verdadera vendetta política porque los revolucionarios agentes cubanos antiterroristas debían pagar caro, hasta con el uso de la mentira la osadía de haber penetrado los grupos fascistas de la Florida.

 

Pero más graves aún fue que la fiscalía puso en libertad a Fernando sin haber hecho el menor gesto de reconocimiento de las tantas irregularidades que políticos, periodistas, fiscales y jueces cometieron en virtud de que eran cubanos leales a la Revolución, a su pueblo, a Fidel y al Partido, en fin, eran comunistas que hasta la vida la pusieron en riesgo cumpliendo la misión de proteger a su país del terrorismo.

 

Terrorismo que se ha institucionalizado  en Estado Unidos, por ser de naturaleza anticubana, del que no afecta a la sociedad norteamericana, y claro, ese es el terrorismo malo, y ahí es donde está la baja moral ética, si acaso la tuviera ese gobierno, porque la desfachatez con que el FBI traicionó a Cuba en el tratamiento secreto a las bandas anticubanas y fascistas de Miami, echa por tierra cualquier aseveración de ser portadores de la menor dignidad y seriedad en  sus relaciones internacionales.

 

Mucho hubiera ganado el gobierno de Obama atendiendo al clamor de justicia que decenas de países y cientos de organizaciones de solidaridad con los Cinco Héroes Cubanos, emitían en favor de la libertad de René González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Fernando González  que trabajaron por el pueblo norteamericano, no lo puso en peligro, no conspiró contra las instituciones y su gobierno, y por tanto no fueron espías y sí inocentes de las tantas mentiras imputadas para las acusaciones ignominiosas vertidas en el proceso,  al extremo de que periodistas mercenarios cobraron cientos de miles de dólares por su labor anticubana., ¡ y los pagó el gobierno  norteamericano!

 

Pero, bien, ellos saldrán, volverán a la Patria, todos, si ningún tipo de gratitud a ese gobierno, cuya esencia   es esa,  la de la injusticia más bestial que se ha haya conocido sobre la tierra.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres