Blogia
Sabanilla

FERNANDO GONZÁLEZ, EL HÉROE, EN CUBA

Fernando González saluda a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, 28 de febrero de 2014. Foto: Estudios Revolución

Por Ulises Espinosa Núñez

ulisesen@enet.cu

Foto de Cubadebate

 

Fernando González, uno de los Cinco Héroes, acaba de ser puesto en libertad luego de cumplir hasta el último día la condena impuesta por un espionaje que no hizo, pero no fue libre hasta que pisó tierra cubana,  porque las esposas se las quitaron sólo cuando tocó pista el avión que lo trajo deportado.

 

Regresó digno, virtuoso y gigante en su pequeña estatura, porque no quebraron su voluntad de resistencia las tantas veces que lo llevaron al hueco los carceleros y políticos de Estados Unidos, ni la grave injusticia de hacer orgía criminal los que pagaron para aumentar las agravantes rebuscadas, al punto de violar las enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos.

 

Lo peor de todo fue que era a conciencia que se cometían por desalmados injustos, en acción de verdadera vendetta política porque los revolucionarios agentes cubanos antiterroristas debían pagar caro, hasta con el uso de la mentira la osadía de haber penetrado los grupos fascistas de la Florida.

 

Pero más graves aún fue que la fiscalía puso en libertad a Fernando sin haber hecho el menor gesto de reconocimiento de las tantas irregularidades que políticos, periodistas, fiscales y jueces cometieron en virtud de que eran cubanos leales a la Revolución, a su pueblo, a Fidel y al Partido, en fin, eran comunistas que hasta la vida la pusieron en riesgo cumpliendo la misión de proteger a su país del terrorismo.

 

Terrorismo que se ha institucionalizado  en Estado Unidos, por ser de naturaleza anticubana, del que no afecta a la sociedad norteamericana, y claro, ese es el terrorismo malo, y ahí es donde está la baja moral ética, si acaso la tuviera ese gobierno, porque la desfachatez con que el FBI traicionó a Cuba en el tratamiento secreto a las bandas anticubanas y fascistas de Miami, echa por tierra cualquier aseveración de ser portadores de la menor dignidad y seriedad en  sus relaciones internacionales.

 

Mucho hubiera ganado el gobierno de Obama atendiendo al clamor de justicia que decenas de países y cientos de organizaciones de solidaridad con los Cinco Héroes Cubanos, emitían en favor de la libertad de René González, Antonio Guerrero, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Fernando González  que trabajaron por el pueblo norteamericano, no lo puso en peligro, no conspiró contra las instituciones y su gobierno, y por tanto no fueron espías y sí inocentes de las tantas mentiras imputadas para las acusaciones ignominiosas vertidas en el proceso,  al extremo de que periodistas mercenarios cobraron cientos de miles de dólares por su labor anticubana., ¡ y los pagó el gobierno  norteamericano!

 

Pero, bien, ellos saldrán, volverán a la Patria, todos, si ningún tipo de gratitud a ese gobierno, cuya esencia   es esa,  la de la injusticia más bestial que se ha haya conocido sobre la tierra.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres